sábado, 27 de febrero de 2010

The Prisoner: Empezando a sospechar de todo aquella que empieza por Prison...


No soy muy bueno para criticar aquellas cosas que no me gustan, pero si algo tengo claro es que cuando tengo que reflexionar sobre si voy a ponerme a ver una serie después de su primer capítulo no es muy buena señal.

Reconozco que a veces soy demasiado "acrítico" con aquellas cosas que me gustan , por ejemplo esta última temporada de LOST no me está terminado de convencer pero pese a eso soy incapaz de buscarle un porqué a esta cuestión y nunca de los jamases llegaré a poder criticar algo que me ha hecho disfrutar tanto.

Hoy tengo un día pesimista y por eso mismo me voy buscando pegas a mi mismo (no, gracias conocidos, no hace falta que me enviéis una lista con mis defectos), una de estas pegas es que ya me pueden poner un capítulo entero con un mono bailando un tango que si al final del capítulo me salen con un:[...] y el mono dejó de bailar porque tenia una enfermedad desconocida; seguro que voy a ver el próximo capítulo. Con este ejemplo tan....personal (ostras, ya veo como me están cayendo ofertas de los guionistas de Heroes) quiero decir que me engancho a todo aquello que tenga cierta serialización, por malo que pueda resultar.

Con "The Prisoner" me está sucediendo algo así, nunca he visto la versión antigua de esta Miniserie, pero he oído suficiente de su argumento como para darle una oportunidad a su "Remake" que apareció hace muy poco. Llevando hasta el momento 3 capítulos de los 6 que la conforman solo puedo decir que, ME ABURRO! , y para que yo diga algo así tiene que ser difícil. Demasiadas incertidumbres, ausencia de "cliffhangers" originales, un protagonista que sufre cierta "Jacksheparización" tanto en lo físico como en su carácter pero tan mal llevado que nunca terminar de conectar con el, Magneto en plan farmacéutico-monárquico y la pelota gigante de los anuncios de Cuatro no pueden ser una mezcla buena para solo seis capítulos donde deberían ir más al grano. Tengo la sensación de haber visto en 3 capítulos menos que en los cinco primeros minutos de LOST, y esto en una Miniserie no puede ser buena señal.


La pelota gigante de cuatro acechando a Jack, digo a "Six", y un mensaje "subliminal" para que acabe de ver la serie.

Entrando un poquito más en situación, la serie nos pone en la piel de un hombre de nombre desconocido, que aparece un día y sin saber el por qué, en un pueblo al que sus habitantes llaman "The Village" y donde nadie es conocido por su nombre, sino por un número. Nuestro querido protagonista es "Six", un número muy bajo viendo los otros que pueblan la villa y que parece ser el único que recuerda algo de su vida anterior (se desconoce si los otros habitantes pertenecen a otro lugar o si siempre han vivido en la Villa). Por otro lado tenemos a Número dos, el que corta el "bacalao" en la villa, que se empeña en querer demostrar que el protagonista siempre ha pertenecido a ese sitio y que sus recuerdos de otra vida no son más que fruto de la locura. Lo que a priori parece un argumento interesante se vuelve en una tediosa historia donde nunca acabas de entender exactamente que está pasando, y no por triquiñuelas del guión, sino por estar mal explicado. Además, donde esté la "six" de mi amada Battlestar Galactica (más conocida como Marilyn Monro-bot) que se quite este insulso protagonista, y es que cuando en una serie con un personaje principal absoluto cae mal, y cuando apenas existen personajes secundarios, no puede ir bien nunca.

25 minutos de Los Simpson dedicados a The Prisoner, mucho más interesantes que seis capítulos del remake.

Así que cuando consiga hacer acopio de mis fuerzas para acabar The Prisoner, y si en los 3 capítulos restantes me hacen cambiar de opinión, ya os lo haré saber, pero de momento solo quiero advertiros de una cosa, cuando algo empieza por "Prison..." más vale esconderse debajo de la mesa más próxima, y si es una falsa alarma siempre estamos a tiempo de salir de ella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares